RESTAURANTE EL CHETUZO; UN PEDACITO DE MEXICO EN LA HABANA

 Sin opiniones ¿Qué piensa la gente?
Publicado el 31 de octubre de 2019 a las 04:23 p. m.

RESTAURANTE EL CHETUZO; UN PEDACITO DE MEXICO EN LA HABANA

La Habana (Playa)

AVENIDA 5ta y CALLE 84, MIRAMAR, LA HABANA
Categoría: Gastronomía, Paladares y restaurantes
Contactar con: Pablo Mijahil Avilés Jiménez
Celular: 5 6069546
Correo electrónico: elchetuzo@gmail.com
Descripción:

Un pedacito de México en La Habana”
El slogan del lugar, ya nos incita a la curiosidad. Nos preguntamos de inmediato cómo será ese pedacito mexicano en Cuba. Es que Pablo Mijahil Avilés Jiménez, quien es su dueño y fundador, es mexicano de nacimiento, y  dice desde niño tenía el deseo de visitar la isla. Podemos decir, ahora, que lo cumplió con creces. Enamorado de Cuba, no le fue difícil también encontrar el amor de una cubana, y juntos, han emprendido esta aventura gastronómica, para deleite de todos los que lo visitan.
Se trata del Restaurant CHETUZO, ubicado en la misma esquina de las calles 5ta avenida y 84, en Playa. Cuentan con Bar y Restaurante, climatizados; pero tienen el proyecto a corto plazo de ampliarse con una terraza exterior, donde además de los clientes, piensan atender a las mascotas y darles de comer también.
Ofrecen sus servicios todos los días a partir de las 11:00 am, con variaciones en la hora del cierre: de lunes a jueves, culminan a las 12 de la noche; y de viernes a domingo, hasta las 3:00 de la madrugada. Además, tienen servicio a domicilio, con tarifas que dependen de la distancia a recorrer para llevar el pedido, pero siempre económicas.
Por supuesto, tratándose de “un pedacito mexicano en La Habana”, no puede faltar el acompañamiento de los tradicionales mariachis, que amenizan el ambiente, y demuestran que el hermanamiento de nuestros países, es sobre todo, cultural. Pero si lo prefiere, y los amigos desean que la velada sea más festiva, también existe la oferta del karaoke, donde no importa desafinar o no saberse la letra, lo importante es cantar y divertirse.

Concebido como un lugar, a decir del dueño, donde “comer bien, y llenarse sin gastar mucho”, la carta contiene desde entrantes y panes, hasta desayunos, pizzas y platos fuertes. Lo distingue, además, lo que han denominado “antojitos mexicanos”, y todo con precios muy módicos, sobre todo, si se piensa en el entorno en el que está ubicado. Pero más que nada, han logrado una simbiosis muy particular, donde se mezclan los platos de la cocina internacional, con la cubana y la mexicana.
El mejor ejemplo es el plato que los distingue: la carne al Pastor; elaborado a partir de una receta típica mexicana, donde se marina la carne durante 48 horas en jugo de naranja agria con achiote, un ligero toque de limón, picante y vinagre. Transcurrido este tiempo, se puede preparar en diferentes variantes de platos;  y para comerlo, al servirlo, se acompaña de congrís, vianda y ensalada. Desde el Bar, Raidel Pérez, refiere que el trago insigne es la Bandera Tequilera. Es un trago muy fuerte, tradicional en México; compuesto por 3 vasos; uno de jugo de tomate, el otro de jugo de limón, y el tercero de tequila. Se beben, de acuerdo con las más ancestrales costumbres, uno detrás del otro.

Nosotros, desde ya, solo podemos desearles éxitos en sus propósitos, e invitarlos a ustedes, que nos leen, a que se den un saltico hasta 5ta y 84, para pasarla… pero rebien… Órale, mi cuate!!

Click en cualquier foto abre la galería de alta calidad.

Opiniones:
No existen opiniones registradas. Opina primero acerca de este negocio o servicio.